El café está con nosotros



Una taza de café puede ser tu primera acción del día, un pretexto para reunirte con esa amiga que “tiene algo que contarte”, o la forma más cálida que tienen tus abuelos para recibir a todos en casa cuando se improvisa una cena familiar.
Una taza de café puede tener muchos significados, pero también, muchas “almas”, almas que son la esencia del grano, esas características únicas que le regala la flora, clima, altura y biodiversidad de la región donde crece.
Y si nos metimos a las mejores cocinas de México para mostrar el espíritu de la mejor repostería casera, no podíamos dejar de buscar el mejor café de nuestro país para compartirlo aquí.
Por eso buscamos y buscaremos los mejores granos que puedas disfrutar de sur a norte.
Sabores como el de Café Rocío de Guerrero, cremoso y a fruta seca, característico del Natural de Atoyac.
El café certificado de Orgánica Gourmet, “cultivado libre de agentes que interfieran en su proceso natural de maduración”, nos cuenta su creador Felipe Lastiri.
O el amor declarado que lleva en su nombre Despiértame Con Un Beso, proyecto de Marco Marín con pequeños productores y mujeres productoras de la Sierra Madre de Chiapas,
Y Café Fardi de Lorenzo Núñez. Café de especialidad reconocido con el primer lugar de premio Cafeología Chiapas en 2017, y aplaudido por los que disfrutamos su sabor explosivo a frutas, caramelo, avenas y vainilla
Cada café cuenta mil historias, y queremos que las creaciones de estos artesanos puedan contar y ser parte de las tuyas.
Por eso, más allá de ser una tienda donde encuentres el más delicioso café que la tierra mexicana pueda ofrecerte, deseamos que cada encuentro, cada celebración, o simplemente el despertar cada día, el aroma que desprende una taza de café recién hecha, sea el alma de momentos que merecen ser recordados siempre.